Saltar al contenido

Como Cortar Las Uñas A Un Recien Nacido

octubre 5, 2022

Los bebés salen de un ambiente líquido y todo su cuerpo está reblandecido, especialmente las uñas. Debemos cuidarlas y mantenerlas limpias para evitar riesgo de infección en caso de arañazo. Para cortarlas, hay que usar tijeras o cortauñas destacables para bebés, pequeñas, con puntas redondeadas. Y llevar especial cuidado en que no queden puntas o irregularidades que puedan clavarse en la piel del dedo cuando la uña vuelva a crecer. Ciertos bebés nacen con las uñas muy largas, especialmente cuando se retrasa la fecha sosprechada para el parto. En esos casos, no cortarle las uñas va a hacer que al desplazar sus manos terminen arañándose el rostro.

Además, no puedes ver bien lo que estás haciendo y el dedo de tu bebé es pequeñísimo en comparación con tus dientes. Un momento ideal es llevarlo a cabo cuando el bebé está dormido y otro, justo después del baño, ya que las uñas son mucho más suaves. Tienes que cerciorarte de que tiene bastante luz para ver lo que estás haciendo y las tijeras son las correctas de bebés y están fabricadas para la utilización de sus pequeños dedos. Los recién nacidos son y semejan muy delicados, por lo que una acción como cortarles las uñas puede parecernos imposible.

Recortar Las Uñas Mientras El Bebé Está Despierto

Después, ya vamos a poder empezar a usar las tijeras a medida que las uñas sean más duras y resistentes, sin temor a hacerle daño a nuestro bebé. Uno de los consejos que nos suelen dar a los papás recientes es que no cortemos las uñas al bebé recién nacido. Semeja que no hay ningún fundamento para realizar tal prohibición, aunque sí existen ciertas opiniones populares falsas, desde que las uñas le medrarán con menos fuerza hasta brutalidades como que el bebé será tartamudo. No es requisito que utilices lima, pero si algún borde se quedó áspero no está desaconsejado su uso.

como cortar las uñas a un recien nacido

Puedes emplear unas tijeras pequeñas, o un cortaúñas especial para bebés, que tienen las puntas redondeadas y disminuyen el riesgo de cortarle. Debes cortar prestándole una atención particular a las puntas y a que no queden irregularidades que después puedan producirle arañazos. Desde la tercera semana, las uñas empiezan a medrar con mucho más fuerza y no se astillan. No obstante, si bien no es lo aconsejable ni “es muy efectivo”, lo que sí tienen la posibilidad de evaluar los padres, antes de que pasen esos días, es a lijar las uñas del bebé con unas limas especiales para este fin . El inconveniente, nos resalta el doctor Oñoro, es que las uñas son muy blanditas, “se puede plegar hacia atrás, regresar hacia enfrente y ni siquiera se han partido”.

¿qué Debes Saber Antes De Cortarle Las Uñas A Tu Bebé?

Es cierto que las uñas de los bebés son mucho más suaves y flexibles que las tuyas. En todo caso, se trataría más que nada de una cuestión de prudencia, pues los bebés tienen las uñas muy blanditas al nacer, y el movimiento descontrolado de las manos podría llevar a cabo mucho más difícil la operación de cortar las uñas. Pero si el bebé está tranquilo o duerme, no hay por qué temer recortarle las uñas caso de que fuera necesario, que no siempre lo es, ya que normalmente al nacer las uñas no sobresalen del borde del dedo. Si elegimos por limar las uñas del bebé debemos pulimentar los bordes irregulares, sin pasarnos bastante ni ejercer demasiada presión. Esto es muy recomendable para recién nacidos que tienen las uñas largas y se pueden rasguñar la cara.

como cortar las uñas a un recien nacido

Las uñas de los pies se desarrollan a un ritmo mucho más retardado, pero también es recomendable revisarlas. Con mucho más detenimiento cuando llegue la etapa de gateo, donde se va a tener en cuenta, además, la talla correcta de zapatos. Si estos le quedan muy justos, se acrecentará el riesgo de que se encarne la uña.

Cuando esté relajado, el bebé se dejará realizar, aunque tardemos mucho más tiempo en hacérselo. Y las uñas quedarán perfectas, aunque hay que tener en cuenta que son débiles y se quiebran con sencillez, luego tendremos que cortarlas con más frecuencia cuando esto ocurra. De momento no es necesario limarlas, para esto nos vamos a esperar a que sean algo mayores, cuando las uñas están más duras y hay que igualarlas para que no comporten peligro.

Es preferible que cortes la uña a lo largo de la curva del dedo cortando en recto. Es preferible cortar en cuadrado que en redondo, más allá de que se le puede dar una ligera curva a los extremos para que no queden picos. No alargues el proceso del corte de uñas en tanto que el bebé se pone inquieto y empezará a desplazarse mucho más, a llorar… Sosten el dedo de la uña que vas a recortar entre tu índice y el pulgar para mantenerlo inmóvil. Hay que procurar no cortarlas muy al ras del dedo para no provocarle una herida en el borde.

Sin embargo muchas mamás no sabemos cuándo cortárselas por primera vez ni de qué manera debemos llevarlo a cabo. Cada bebé es diferente, por lo que no todos necesitan que les corten las uñas con exactamente la misma continuidad. Como regla, puedes cortarle una vez a la semana las uñas de las manos y una vez por mes la de los pies ya que estas crecen con mayor lentitud. Son muchos los progenitores (más que nada, ‘primerizos’) que se sorprenden al comprobar que sus recién nacidos nacen con unas largas uñas.