Saltar al contenido

Por Que Se Me Cae El Esmalte De Las Uñas

octubre 6, 2022

Oficina del Defensor del Menor en la Comunidad de La capital de españa, 2005; Floren-dd tina y Benicia Vidal Galache, Bordes y bastardos. Una historia de la Inclusa de Madrid, Madrid, Compañía Literaria, 1994; M.ª José y Pedro Voltes, Madres y niños en la historia de España. Hospicio bajan también y tocan la música en la procesión. Estos son unos chicos sin padre ni madre; los tienen allí asilados y les enseñan a tocar músi- ca. En el momento en que no tocan bien la trompeta, el que les enseña les da un puñetazo en ella y les rompe todos los dientes.

por que se me cae el esmalte de las uñas

Tiene un número, y la señora Encarna los va cantando y tirándolas al chico que tiene aquella docena a su cargo. Todos nosotros poseemos a nuestro lado dos o tres montones, donde están los «veintes», los «treintas» o los «sesentas»5. Cada prenda la dejamos caer en su montón pertinente. Después, en todos y cada funda de almohada, como si fuera un saco, metemos un pantalón, 2 sábanas, un par de calzoncillos y una camisa, que tienen todos el mismo nú- mero. Todos los jueves baja el carro grande, con 4 caballos, que carga los 2- cientos talegos de ropa limpia y deja otros doscientos de ropa sucia. Á En el pasillo está la buhardilla nuestra que tiene el número 9; al costado está la buhardilla de la polvorista, una mujer que hace cohetes y garbanzos de pega para los chicos.

Poemas Largos

Empezó a echar agua sucia por la boca; entonces le dieron té y aguardiente. El señor Manuel22, como es un borrachín, se bebió un trago a grande de la misma botella, porque se había mojado los pantalones y afirmaba que tenía frío. Al Viaducto, el mejor día le pasa lo mismo y se hunde, porque cuando pasan los soldados a caballo por él, les hacen ir al paso y aun de esta manera se mueve el piso del puente. Se pone uno en medio y sube y baja tal y como si hubiese un te- rremoto. Mi tío afirma que si no se cimbreara de esta manera, se hundiría; pero es claro que si se cimbrea bastante se va a romper, y esto es lo que pasará cualquier día. En este momento en el verano, como no hay colegio43, estoy en la buhardilla los lu- a nes y los martes, que son los días que mi madre baja al río, y me marcho con ella para pasar el día en el campo.

por que se me cae el esmalte de las uñas

De esto estoy muy bien enterado, por el hecho de que mi tío tiene La Ilustración51 y allí está la torre y el retrato del ingeniero, un señor con una barba muy grande como todos los franceses52. Luego, semeja que cuando se terminó la exposición no lograron destornillar la torre, y la deben- jjado allí hasta que se hunda. El día que se hunda, se caerá sobre el Sena, el río que pasa por París, y hundirá muchas casas. Semeja que las gentes de París tienen bastante temor y ciertos se han mudado a fin de que no les aplaste. P padre, éramos 4 hermanos y yo tenía un par de meses. Laa recomendaban a mi ma-40dre —según me ha contado— que nos echase a la Inclusa, por el hecho de que con los 4 no iba a poder vivir.

[retrato De Un Príncipe Inglés] E De B

Le brinca la sangre tal y como si la hubiera rasguñado el gato. Entonces se da glicerina en ellas y se curan en- seguida. Este general que va con el príncipe debe ser igual. Es el que le va a ense- ñar a llevar a cabo la guerra en el momento en que sea rey, por el hecho de que todos y cada uno de los reyes precisan comprender de qué manera llevar a cabo la guerra. Esto no lo entiendo, pues si es mudo, no sé cómo hablará; es posible que hable por ser príncipe, por- que de los mudos que yo conozco ninguno habla mucho más que por señas; y no va a ser por falta de curas. Entre un sacerdote y un general con bigotes blancos, que le acompañan todos los días.

por que se me cae el esmalte de las uñas

Los cuartos se los guar- da el profesor, y a ellos no les dan más que las sopas de ajo del hospicio. Ade- mucho más tienen piojos, y los ojos con una patología que se llama tracoma, que es como si se los hubieran untado con grasa de salchicha; ciertos tienen cal- vvas de tiña en la cabeza. Antonio, el cojito, se cayó una vez desde el puentecillo y por poco se ahoga. Le sacó el señor Manuel, el mozo del lavadero, y le apretó la tripa con y ámbas manos.

Señor Alcalde De La Municipalidad Provincial Del Cusco

54 «Está situado en el parque “Jardines del Buen Retiro”, en la parte más alta de la a pendiente que baja desde los jardines del parque al Recorrido del Prado. De esta forma el agua, que se aprovechaba para el riego, descendería por medios naturales hasta el grupo de las plan- taciones. En las esquinas existían 4 norias que lo proveían del agua del Viaje del Bajo Abroñigal .

Estaría mejor aquí, en el río, jugando con nosotros. Además, le vería- mos en pelota cuando nos bañamos, y sabríamos cómo es un príncipe por dentro11. Una vez se lo afirmamos al tío Granizo, a el dueño del lavadero, por el hecho de que él tiene seguridad con el guarda mayor de la Casa de Campo que en ocasiones habla con el príncipe.

Que puedo tocar en los enormes recitales de todo el mundo. Y para ese entonces mi corazón por ti ya se aferraba a la vida. Y para ese entonces mi corazón estaba como un hombre arrodillado ante una majestuosidad divina. Y para ese entonces mi corazón se encontraba como un niño en medio de un mundo todo lleno de golosinas. Hablé de ti a mi humilde corazón, Y más allá de que se negaba a escucharme, decidí hablarle por fuerza, le dije que eras así como un ángel, de esta forma de tierna, así especial.