Saltar al contenido

Que Pasa Si Mis Uñas Estan Moradas

octubre 8, 2022

«Ello se advierte, en forma concreta, dados los señalamientos de que los actos con implicancias sexuales que el Vicerrector desarrolló con Paola han comenzado como condición para que él la ayudara a pasar el año escolar», agrega el fallo. Su madre, familia y amigas desearon salvarla tras la ingesta del tóxico pero una sucesión de encubrimientos y omisiones hicieron que Paola perdiera la vida. «Recibo la disculpa del Estado ecuatoriano en nombre mío y de mi hija, aunque nada ni nadie va a poder devolverme a mi Paola», concluyó. «Esto no me la devolverá a mi hija. Solicito justicia y reparación. Estoy cansada y enferma psicológicamente. Esto es lo último que hago por Paola», ha dicho Petita entonces. Sin embargo, los representantes de Ecuador no reconocieron responsabilidad en el caso de Paola.

«El abuso que tuvo mi hija, todos lo sabían», ha dicho Petita Albarracín en la audiencia en la CIDH en el primer mes del año. El 12 de diciembre de 2002, sonó el teléfono en casa de los Guzmán Albarracín. El caso de Paola Guzmán llegó a la Corte-IDH por el hecho de que su familia no encontró justicia en Ecuador.

«la Manada De Manresa»: La Polémica Condena En Un Caso De Violación Grupal En España

«En el medio de mi dolor, ¿de qué forma podía entender si eso era un útero?», se preguntó la madre. «Mi hija estuvo embarazada pues le enseño una prueba de un laboratorio especial a su compañera», añadió. «Me quede sorprendida de enterarme sobre tantas cosas que le pasaban a mi hija. Le dije al doctor que le haga un examen para poder ver si mi hija estaba embarazada», continuó.

que pasa si mis uñas estan moradas

Paola apenas podía caminar del dolor y eligieron llevarla al hospital. Según la familia, la joven no había recibido atención médica en la escuela. Luego de 18 años y sin responsables, el caso de Paola llegó a la Corte Interamericana de Derechos Humanos como el primero sobre crueldad sexual en el contexto educativo. «Se llegó a saber que adolescentes que fueron abusadas por este señor que debieron ser cambiadas de instituto y sus familias no desearon contar lo que pasó», dijo a BBC Mundo Lita Martínez, directiva del Centro Ecuatoriano para la Promoción y Acción de la Mujer de Guayaquil y abogada de Petita. «El abuso que tuvo mi hija lo vivió ahí . Lo sabía el rector, las autoridades, los profesores, el alumnado, las compañeras y no me dijeron nada. Todos y cada uno de los sabían», se lamentó la madre.

Estrella Jessurum Respondió A Fuertes Comentarios En Redes Sociales, Tras Descubrir Que Tuvo Cáncer

«En el momento en que hay impunidad y no hay justicia se deja un mensaje de permisividad para que este género de acciones logren ser totalmente naturalizadas, avaladas, toleradas y sigan siendo una parte de la cotidianidad que vivimos las mujeres en todos y cada uno de los países de América latina», reflexionó. Ese año, la madre presentó una segunda demanda contra el vicerrector por daño ética ante la instigación al suicidio de su hija. «Yo era una mujer pobre. Tuve que buscar abogados. Fui a la Defensoría del Pueblo, me apoyaron dos meses y me dejaron dejada», contó.

La Corte concluyó que el Estado de Ecuador era responsable por la violación de los derechos a la vida, la integridad personal, la protección de la honra y de la dignidad, la educación; y por el incumplimiento de las obligaciones de impedir actos de violencia contra la mujer, en agravio de Paola; además de otros delitos en agravio de su madre y hermana. De este modo describe Petita Albarracín a su hija, Paola Guzmán, una joven ecuatoriana que quiso quitarse la vida al enterarse de su embarazo producto del abuso sexual que padeció durante un par de años en su instituto. La mujer contó que conoció al vicerrector del colegio cuando Paola tuvo una nota baja en un examen y acompañó a su hija para charlar con Bolívar Espín, porque estaban dando ocasiones a alumnos con calificaciones bajas. Guzmán, en cambio, no pasó de los 16 años, la edad que tenía el 12 de diciembre de 2002, en el momento en que tomó pastillas de fósforo blanco o «diablillos», como se conocen en Ecuador, para quitarse la vida. «Como representante del Estado ofrezco a la señora Petita Albarracín y a Denis Guzmán las excusas públicas por aquellas acciones u omisiones del Estado ecuatoriano que hayan causado violaciones a los derechos de Paola Guzmán», dijo María Fernanda Álvarez, letrada gerente del Estado de Ecuador.

Después de haber leído ambas cartas, la madre afirmó que su hija padecía por culpa de Espín. Pero el cuerpo de Paola ya se encontraba en manos de los forenses y serían ellos los responsables de determinar si la joven se encontraba embarazada. Luego de 18 años de ese trágico hecho que cambió su vida completamente, Petita Albarracín recordó en la sala de la Corte-IDH el mismo dolor y llanto de ese día, y cómo se enteró de la verdad.

que pasa si mis uñas estan moradas

Pero Espín siguió sin comparecer frente a la justicia hasta que los delitos encausados en su contra prescribieron. En 2004, la justicia dictó una orden de prisión preventiva contra Bolívar Espín pero este se escapó. Luego fue llamado a juicio por los delitos de acoso sexual e incitación al suicidio. «Como debe haber estado desesperada mi hija por haberse tomado los diablillos», reflexionó Pepita. «Pero me percaté por unas llagas que le salieron . El médico me dijo que era psoriasis, que esa patología brota cuando alguien tiene problemas o preocupación», describió. Entre los proyectos de Paola se encontraba comprender Nueva York, donde vivía su tía, y finalizar la escuela secundaria.

Los diablillos, que se usan en la pirotecnia, poseen una sustancia química muy tóxica y con altas opciones de ocasionar la desaparición si se ingiere. «Paola era una niña muy alegre, cariñosa, querida por su familia y llena de sueños». Petita Albarracín, la madre de Paola Guzmán, solicitó justicia en la Corte Interamericana de Derechos Humanos. La comunicadora Estrella Jessurum ha luchado en silencio contra un cáncer de seno y está ganando esa guerra.