Saltar al contenido

Que Tiene De Malo Morderse Las Uñas

octubre 8, 2022

Eugène desafió a la furia del opuesto tras su contestación con una carcajada que resonó sobre la música, girando múltiples cabezas hacia él mientras se regocijaba en lo irónico de la situación —. No, tú eres el que casi provoca que te mate ese viejo cerdo. Yo solo me aproveché de la situación para divertirme a tu costa — Le espetó, sin el mucho más mínimo remordimiento a pesar de estar en clara desventaja. Observaba al contrario con los párpados a medio caer en una observación desafiante, con el cuello al descubierto por la manera en la que la presión en su cabello tiraba su cabeza hacia atrás y sosteniendo la misma sonrisa de imbécil que para mucho más de uno habría sido razón bastante para hundirle el puño en la cara —. Sentía las manos atadas aunque no había presión física que lo demostrara, y esta vez si que se tomó el atrevimiento de aflojar la corbata y dejar que cayera despreocupadamente lado a lado sobre sus hombros con el nudo dilatado por la presión de los dedos índice y corazón derechos.

que tiene de malo morderse las uñas

Quizá el problema es que hemos empezado con mal pie. — Eugène se arrastró por el sofá con la lentitud de un depredador agazapado en pos de tomar por sorpresa a su presa, listo para saltar cualquier ocasión. Su mirada se había afilado con esa maldad prácticamente sensual y casi inconsciente, y ni la insoportable temperatura que manaba del cuerpo extraño ni la más inquebrantable barrera física habría podido impedirle levantar la cabeza hacia él para mirarle de cerca —. A conocer si eres capaz de adivinar mi nombre — Ahora quisiese aquella sirena que su voz tuviera ese tinte tan hipnótico y tan atrayente en su voz, tan con la capacidad de llevar al más cuerdo al pecado.

Cómo Analizar A La Gente Con Psicología

Regresando a la celebración, continuó su camino hacia la sala de acontecimientos. Colando el índice entre la lona y su garganta, halando bruscamente en un intento vano por llevar a cabo espacio entre ambos. Se sentía incómodo con el cuello de la camisa ciñéndose abrumadoramente contra la piel de su cuello, pulsando tan duramente que su respiración se aceleraba por la carencia de oxígeno y la íra que comenzaba a acumularse bajo su paladar, arrastrándolo suavemente hacia los gruñidos. Acortó la distancia entre sus semblantes hasta volverla nula, pero no para besarlo, sino para nada más observarlo. Aun en el momento en que estabas tan lejos podia verlos precisamente destacar entre la multitud. ¿Cómo habría podido decir que no me sentí tan…

que tiene de malo morderse las uñas

Sentía como si allí donde el pelirrojo depositara su mirada hubiera visión de rayos x y todo cuanto había debajo de la ropa quedara en prueba ante él. Aún tenía en mente esa figura de cabellos claros que no salía de sus pensamientos, y le hacía cuestionarse si verdaderamente solo le atraían las hembras. Notó que el camino se volvía largo, que los segundos pasaban sin llegar al destino, así que lo cuestionó con expresiones exactas. El término de condicionamiento operante por su parte está relacionado y conlleva otros términos y características que importan y que es probable que desconozcas si no lo has estudiado en profundidad.

Condicionamiento Operante: Cuando El Aprendizaje Llega Mediante Las Consecuencias

Manoseó sus caderas, levantó su falda y logró lo que todos hacían en aquel sitio mientras que el bulto entre los pantalones se acentuaba. Necesito sentarme un rato o voy a vomitarle encima al primer imbécil que se me cruce por delante — Hizo un aspaviento con la mano mientras que se alejaba, abriéndose paso entre la marabunta de gente que no dejaba de moverse de un lado a otro. Prácticamente sintió como las orejas de aspecto élfico se removían en su sitio al oír sobre una ruta de escape. Gruñó nuevamente, en esta ocasión de manera fuerte y sin amago de disimulo alguno, ocasionando que aun alguno de aquellos magnates presentes dirigiera su atención hacia la pareja que intercambiaba varias expresiones. Lo más atractivo de toda la situación fue el momento en que Evoleht se inclinó para lograr al revés, estirar una mano hacia uno de sus hombros y solicitar colaboración. Si de hecho había una salida, si evitaba el conflicto de cruzarse con ese padre enfurecido ante el rechazo de tan espléndida oferta, si lo evitaba, cuando menos podría ofrecer la noche por terminada de manera exitosa…

que tiene de malo morderse las uñas

Aún de esta forma, pudo admitir el valor en esa confesión tan repentina y tan probablemente provocada por la fiebre y la confusión, más allá de ser un pensamiento consciente — no le importaba el motivo. Ella acabó lo propio con una rapidez impresionante pero el, se encontraba horriblemente insatisfecho. Tanto que la curvatura triste entre sus labios y la mirada embargada por la decepción se escondieron en la mitad del escote ajeno, con las cejas caídas, cerrándo los parpados y suspirando para evitar enseñar alguna prueba. Lucia como un cachorro al que le habían robado la comida, y por el momento no tenia el valor de levantar la mirada para hallar la broma en aquellos iris que se hacían desear. Aquella había sido la señal que Eugène llevaba aguardando desde el principio, el comienzo de un desenlace que le forzaba a comenzar la segunda etapa de un acto de pura maldad al darle lo que más deseaba, sólo para arrastrarlo en el instante de vuelta a la pesadilla de la que procuraba escapar.

De Qué Manera Analizar A Las Personas Con Psicología

Algo despertó en su interior con la fragilidad de su respuesta, un descontrol salvaje y primitivo que le aceleraba el pulso. No reconocía al hombre bajo su cuerpo, a ese cascarón vacío al que parecía costarle contestar frente a la situación, pero en el fondo se enorgullecía de conocerse el único culpable de esa tortura tan cruel que parecía consumirle desde dentro. Eugène sabía que no era algo de lo que enorgullecerse, pero le resultaba irrealizable no conmoverse con ese terrible malestar por el que Evoleht parecía estar pasando. No sabía si se debía a su naturaleza como demonio o sencillamente a que él en concreto era un ser repulsivo e insoportable, pero la manera en la que la luz de sus ojos parecía haber desaparecido de cuajo le llenaba el pecho de una emoción de la que algún otro se habría abochornado al paso que él se enorgullecía.

En ocasiones Evoleht se preguntaba qué hubiera pasado si emociones distintas hubiesen transitado por la cabeza de aquel hombre al que tenía por honor llamar su padre, si quizás haber continuado sus últimos días con un poco mucho más de independencia los hubiera prolongado, si quizás, si quizás… Se frotó el entrecejo al verse sumido nuevamente en sus inútiles cavilaciones mientras que escuchaba las expresiones del pelirrojo. Entre que prestaba atención y que no, entre que había palabras que ni siquiera atravesaban los oídos sordos y otras que empezaban el viaje hacia los tímpanos pero acababan pasando de largo.